//
you're reading...
Cine

“Belisario, el pequeño gran héroe del cosmos” – Jornadas de Comunicación digital

Jornadas de Comunicación digital – 28.6.17

Charla sobre el desarrollo de “Belisario, el pequeño gran héroe del cosmos” en el Planetario ciudad de La Plata.

Diego Bagú – Director de Gestión del Planetario

WhatsApp Image 2017-06-29 at 23.50.13

Hace 15 años hubo un gran cambio  de paradigma en los Planetarios, donde pasaron a tener los clásicos proyectores pequeños con forma de hormiga como el que había en el Planetario de la Ciudad de Buenos Aires, que emiten haces de luces y simulan estrellas y todos los objetos celestes en la bóveda. De esos equipos pasamos a este proyector digital 4 k que proyecta sobre una pantalla de 17 m. de diámetro. Es el formato fulldome, con el que ahora trabajan los planetarios en el mundo, lo que hace  que se hayan convertido en verdaderos teatros de ciencia, con una enorme potencialidad en la que el único límite lo pone la imaginación.

Siempre hubo y hay debates acerca de cuál es el objetivo principal de un Planetario. Que el Estado, Nacional y provincial, que la UNLP , hayan solventado un proyecto de esta envergadura, hace que pensemos y hagamos un planetario abierto cien por cien a la comunidad, con una importante cantidad de eventos realizados en los años que llevamos de gestión, desde 2014. Casi todas las facultades de la UNLP  realizaron actividades. Acá no solo se proyecta fulldome.  Aquí se hizo danza, teatro, una jam de escritura. Se hicieron y se van a seguir haciendo

¿Cómo comunicar la ciencia desde el Planetario? Esa era nuestra principal pregunta.

No solo queríamos ver la formación de estrellas o por qué los planetas  giran como giran o vemos a la luna como la vemos. Nosotros queríamos que los chicos se llevaran más preguntas que respuestas, y eso es una gran brecha que se abre en el mundo de los planetarios. Es un gran debate. Lo tuvimos  en claro desde el primer momento. Los más chicos son nuestra debilidad porque queremos incentivar en ellos  vocaciones científicas. La idea es que ellos reciban un impacto, un estímulo del cual no se olviden más.

Nuestro slogan es vení al Planetario a descubrir un universo de sensaciones. Imaginen lo que Belisario significa en esta filosofía.

Carl Sagan en la serie Cosmos -en la década del 80- fue para la mayoría de los que hacemos ciencia, el mejor divulgador de todos los tiempos.  Lo que me pasó a mí no es nada original. Hay generaciones de astrónomos  en todo el mundo gracias a que un día Sagan se dedicó a contar una serie que es más que astronomía,  porque habla de la filosofía de la ciencia.

Nosotros buscamos transmitir la ciencia con amor. Hoy tenemos la posibilidad  en términos tecnológicos. Con esta maravilla… Somos privilegiados.

¿Por qué Belisario? Nosotros podríamos haber hecho lo que hace el 98% de los Planetarios en el mundo: un clásico recorrido por el sistema solar o el viaje a un planeta  o cómo se forma una galaxia.  Belisario nació en un contexto de cambio. Queríamos contar parte de nuestra historia, la riquísima historia argentina. Por ejemplo en materia aeroespacial, relacionada con la astronomía.  Belisario no es una serie astronómica. Tiene que ver más con lo tecnológico. Así que nuestra facultad también asumió un desafío.  Todos conocemos que el primer ser vivo en el espacio fue la perra Laika pero no sabemos que Argentina fue el  4to. país en el mundo en hacer una experiencia con seres vivos en cohetes y que hubo un ratón argentino que fue el protagonista, en el año 67. Ese era un guión para una película. Pero quién se podía dar cuenta de eso? Un cineasta, no un astrónomo. Y pudimos armar un grupo multidisciplinario donde contar con varias miradas. Así es que nació Belisario. Así queremos contar la ciencia. Porque el chico cuando se va de acá quiere armar el cohete donde viaje Belisario. Que a dos meses de ser estrenada ya tuvo un premio.

Ahora, el mejor premio para nosotros es escuchar a los padres diciendo que los chicos juegan en las casas a ser Belisario.

WhatsApp Image 2017-06-29 at 23.50.53

Hernán Moyano

Estaba trabajando en un canal como camarógrafo cuando llego a la inauguración del Planetario.

Me acordé de una frase que dijo Carlos (Vallina) que siempre agradezco: “primero sentí , emocionate y  después pensá”. Todo lo que pueda saber, Carlos tuvo mucho que ver con eso.

Me acerqué al Planetario para hacer algo en un formato que no se había hecho nunca en Latinoamérica. Un formato que no tiene material ni un norte donde se pueda chequear, no había nada hecho previamente. Pero ahí apareció Juan Pablo Domenech que es el guionista de “Luna de Avellaneda” que me regaló una frase que me marcó: hay un momento donde la vida, ante un nuevo proyecto o desafío, un nuevo amor, te pone al borde de un precipicio y te pide que te tires. Lo único que podes hacer es esperar que durante la caída te crezcan alas. Una metáfora impresionante.

En Belisario hay mucha referencia al cine con el que crecí a la literatura fantástica, diseminado a lo largo de todo el capítulo. Yo sabía que el público de mi edad y más grande iba a disfrutar. Y sabía que los nenes iba a entender.

Había una compositora musical que me decía… “tres acordes. Los nenes sólo entienden tres acordes”. Y yo pensaba esto lo voy a llevar al limite. Todo lo que aprendí a lo largo de mi vida lo voy a poner acá. Como todos los que trabajamos en el proyecto. Todos pusimos el 100% de lo que aprendimos en nuestra vida. La pasión que siento por el cine es la que que quise compartir con el equipo. Somos un equipo muy chico con un presupuesto que no llega a los 150 mil pesos.

Los shows de los planetarios se compran a grandes productoras de Estados Unidos y de Europa que son las que pueden hacer este tipo de contenidos. Tienen otra visión y cuentan historias que no son propias. Yo dije cambiemos el paradigma y seamos nosotros quienes contemos nuestras historias para afuera.

La banda musical de Belisario que acaba de ganar el premio está ejecutada por más de 50 músicos interpretando la composición que Beto Peña compuso, trabajando nosotros dos por Skype.

Cómo se arma una banda de sonido para esto? Todos los standares del cine tradicional se movieron. Este sonido ustedes lo ponen en un cine y explotan los parlantes. Entonces fue todo un aprendizaje. Entender el proceso de una animación es como una capa de cebolla. Todos los elementos se van sumando. Recién pudimos ver el capítulo terminado dos días antes del estreno.

Como me decía Carlos (Vallina) En un momento uno enseña lo que sabe, en otro, enseña lo que cree que sabe y en un momento enseña lo que no sabe. Y yo siempre me mostré seguro pero no tenía muy en claro si esto iba a funcionar a nivel técnico y emocional. Sí que iba a conectar con los chicos. Los nenes lo van a saber interpretar. Hace 40 funciones que se agotan las entradas, dos meses que no para de venir gente.

Hoy los adultos son el público más fiel, pero no es el que va todo el tiempo al cine. Los adolescentes son los que llegan masivamente y los tanques de la industria son los que los convocan. Yo tenía que conectar con esos dos públicos. Los grandes me dicen “me emocioné mucho” y los chicos me dicen “Señor: es muy cortito. Tengo un montón de ideas para decirle. El otro día un nene como de cuatro años me dice: señor, le puedo decir algo técnico? Le puedo pedir que para el capítulo 2 no lo muestre tanto de espaldas al ratón? Y no lo podía creer. Porque mostrarlo de espaldas fue una decisión. Que ellos sean el ratón en el primer capítulo y en el segundo, jugar con otra puesta. Como hizo para darse cuenta? Los chicos no reconocen más que tres acordes….Están mucho más preparados que nosotros.

19477642_1477171285672582_1445137668496089297_o

Carlos Vallina

Con respecto a la inmersión de la que hemos participado y tan bien nos han narrado Diego y Hernán: todos los procesos que se han vivido en el marco de la propia especificidad de la astronomía. Seguramente coincidiremos con que la palabra divulgación queda chica. Más que poner en vulgo es establecer una conciencia científica social y cuando digo científica digo, en sentido de la Universidad de La Plata: humanista, racional, científica y laica. Esto puede parecer un agregado extraño. Pero lo de laico es muy importante en nuestra universidad. Aceptamos todas las visiones del mundo  y todas las formas de producción de conocimiento. Fundamentalmente la vida cotidiana como forma de producción de conocimiento. La UNLP tiene un  vínculo con la sociedad y que esto se convierta en vida cotidiana es un extraordinario mérito.

Belisario es una revolución. Estas dimensiones que parecen no conectarse entre  una historia de representación que alcanza dinámicas impensadas respecto de lo que significa el rol de la imagen. Que siempre es sospechable y que es sospechable porque tal como lo narró Diego … responsable, lanzado, suponiendo algo que a lo mejor le iba a dar éxito. Pero Diego sabía que eso tenía que tener una función y un lenguaje propio. Nosotros en la Universidad, sobre todo en comunicación y ciencias sociales, estamos muy habituados a poner en nuestros proyectos “nuevas tecnologías”, “nuevos lenguajes”. Ya en un punto es casi un “callo” académico.  Bueno, esto es… un nuevo lenguaje que esta preñado de antigüedad. Uno ve a George Méliès  y el primer “Viaje a la luna”,  la Capilla Sixtina que es un domo. Domo es donde -nos recordaba John Berger, el escritor- el lugar donde en un periodo histórico se alojaban formas celestiales, ángeles, la representación de Dios. En ese proceso histórico la idea era poder presentar un mundo que básicamente responde a la dimensión más extraordinaria de la conciencia humana: la imaginación y la imaginación es producir imágenes. No es una suerte de trance mistico de la poética mental sino que es la construcción de lo posible  y el reconocimiento de lo que ha sido construido. En eso hay una historia de imagen. Y en esta historia de imagen, este trabajo, este juego, este mundo lúdico de conocimiento lo que hace es aportar una dimensión exploratoria superior.

Nos permite percibir, ampliar la percepción. El conocimiento es eso. Sino es la portación de datos,  el aburrimiento del relato, según Hernán. Un relato no es la suma de sus datos. Un relato es la construcción de un significante cuyo montaje tiene esta diversidad de un nivel historico de la imagen, de una producción del concepto de un mundo imaginario nuevo, de la ampliación de un imaginario y de la construcción de una percepción narrativa que nos involucra en nuestra identidad.  Si hay algo que hizo Belisario es eso. Es decir, la sensación de una provocación tan simpática que nunca vi un San Martín tan vivo. Esa sensación que me parece que traduce y sintetiza toda una experiencia  escolar educativa. Pero a la par, es un problema esto, porque pone en cuestión el envejecimiento de nuestras instituciones educativas y de nuestras estructuras conceptuales respecto a la transmisión de conocimiento. La escuela tiene que sentir eso. La Universidad, en todas sus unidades académicas. Lo que se ha formado acá es un amplio frente científico ciudadano pero al mismo tiempo, la idea de que tenemos que celebrar que desde aquel laboratorio fotográfico del Colegio Nacional en 1898; de la Radio Universidad, de la más antigua del mundo; de la Escuela de Cine, que es una de las primeras de América Latina y del mundo. Esta Universidad ha sido lo que encarnan con tanta naturalidad. Las nuevas tecnologías no suprimen la historia. Hernán es Belisario. La indicación en el televisor viejo de la máquina del tiempo y lo más interesante: la evocación de “Sábados de súper acción” que formaron a una generación. La transformación de que lo lúdico, el juego, lo narrativo, lo poético, lo simbólico, pasaba por el lado del goce espectatorial y acá yo lo que veo es eso. Siento el placer de la continuidad del deseo de la imagen. La imagen es la forma que permite la existencia de la palabra . Podemos formular pero luego de la inmersión en la imagen, lo primero es la imagen. Esa imagen es justamente lo que permite y asocia deliberar, debemos eliminar la discursividad abstracta e ir hacia el cuerpo de lo sensible. En ese sentido, Belisario es impecable. Si esto fuera un jurado, una tesis, yo te podría 10.

Anuncios

Acerca de Hernan Moyano

Hernán Moyano nació en La Plata en el año 1977. Fascinado desde la infancia por el cine (especialmente el cine de horror en todas sus formas), el cómic y el erotismo en todas sus manifestaciones artísticas, estudia cine en la Escuela de Cine de La Plata y realiza seminarios con Darren Aronofsky, Francis Ford Coppolla o Gaspar Noe. A la edad de diecinueve años decidió dar su salto al largometraje con la cinta de terror “HABITACIONES PARA TURISTAS. Creo la productora de género Paura Flics. Como productor y montajista realizo los largometrajes “Grite una Noche”, “Caja de Acertijos”, “36 Pasos”, “No Moriré Sola”, “Masacre esta Noche”, “Sudor Frió” y “Penumbra”. Ha trabajado en producciones internacionales como la película “Tlatelolco” del ganador del Oscar, Carlos Bolado y actualmente prepara su primer largometraje como director. Es programador del festival “Puerto Rico Horror Film Fest”. Ha sido jurado de festivales internacionales de cine de genero y de la sección BSO del 28º Festival Internacional de cine de Mar del Plata. Actualmente lleva adelante la productora de cine de genero Cut to the Chase y se encuentra post produciendo el documental “Pequeña Babilonia” que contó con su dirección, mientras termina de escribir su próximo proyecto, titulado “Trueno del camino” junto a Cristian Bernard (76 89 03 – Regresados). Es uno de los creadores de la web de cultura y rock de la ciudad de La Plata, Twitrock.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Filmografia

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 2.613 seguidores

En Twitter

@mdqfest - día 2
Follow Hernan Moyano on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: